Sobre todo esto...

Érase una vez que se era... Ay no, que esto no es un cuento. Pues a ver... En un lugar de la Mancha de cuyo nom... ¡Me dicen que ese principio ya está cogido! ¿Quién habrá sido el cabr...? Y ni siquiera estoy en la Mancha...

Independientemente de cómo empieza todo esto, lo importante es lo que lo motiva. ¿No habéis tenido la sensación de que todo lo que sucede en vuestra vida tiene algún sentido esperando a ser encontrado? ¿No miráis el horizonte con la sensación de que hay algo para lo que estáis en este lugar? ¿Sentís un dolor profundo al pensar en el vacío de todo aquello que el pasado se ha llevado y sólo se repite en los ecos de vuestra memoria? ¿Tenéis ganas de dejar de leer toda esta mierda y zamparos unas natillas? ¿Hay muerte después de la vida? ¿Hay vida antes de la muerte? A todas estas preguntas yo respondo que sí. Incluida la de las natillas.

Y tanto si deseáis un discurso filosófico profundo, una reflexión místico-paradójica que os ilumine u os oscurezca, aquí tenéis mi pequeño tarro de Ungüento de brujas, cuyo objetivo es conduciros a la mayor celebración e iniciar vuestras almas en el más grande de los misterios, el Aquelarre. El Aquelarre de vuestra mente, la incógnita de vuestra alma.

La tapa está descubierta, untaos con fuerza y preparad la escoba. Empieza el vuelo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada