dilluns, 18 de gener de 2016

Reflexiones brujas II: El fuego azul y los muertos.




Anteriormente ya he hablado de mis intuiciones, de aquellas cosas que sólo pueden percibirse cuando el momento es propicio y "algo" que viaja en el viento, supura de la tierra y se vuelve poderoso con el agua y el fuego, decide que debemos fluir y dejarnos llevar por todo aquello. Como si de un fuego azul que arde pero no quema, algo lleva susurrándome cosas extrañas estas noches y sé que estamos ante un agujero, una terrible confluencia de corrientes invade el ambiente y se perciben aires de muerte, enrarecidos. No parece nada agradable, sin duda.

Desconozco los misterios de los astros, pero sé que hay algo que se está moviendo. Las esferas celestes están dando vueltas sobre sí mismas en un ejercicio de purificación, pero a que precio. Una larga sombra de enfermedad y tristeza se asoma por una ventana, como si de muertos que imploran atención de la vida se tratara. La hambruna está llegando a las almas y con ella vuelven los lobos, que no dudarán en devorarnos y sumirnos en una extraña época oscura de la que nos costará mucho salir si no hacemos nada.

Por todo eso que creo que se avecina creo que es probable que algunos de mis lectores corroboren lo que con una macabra claridad percibo. No creo que este vórtice extraño sea algo anómalo por naturaleza, sino que se trata de un ciclo muy antiguo que ha vuelto para seguir girando y recordarnos que es necesario, que tenía que ocurrir, lo inevitable está por suceder. Y huele fatal, pero será un buen abono.

Hay algo en todo ello sumado a la época en la que estamos. Por primera vez veo el regreso de la primavera como el tributo a pagar a los Antiguos y muertos que la protegen con sus presencias y cacerías. La vida exige muerte y la muerte exige de la vida, por ello tras el Caos profundo de los días del Desgobierno llegó la hora de pagar a los muertos, de recordarles que les recordamos y que con la muerte del invierno asomarán las tempranas flores de la primavera. Los muertos reclaman la roja vida, la sangre. Y la sangre se paga con sangre, no hay nada más valioso. Por ello, cuidad a vuestros muertos estos días, recordadles que sois amigos de la Dama Blanca que los ha abrazado, porque no nos queda otro remedio.

A los que me lean y se sientan identificados, que no se silencien. Será un placer saber que no soy un Loco divagando, sino un Mago reflexionando... 


3 comentaris:

  1. O somos dos locos o dos cuerdos, porque lo cierto es que yo también percibo algo oscuro en el ambiente, muchas malas noticias, muerte y tristeza en las últimas semanas.... será un presagio de algo más? O la oscuridad que nosbha querido recordar su presencia? El tiempo lo revelará.
    Saludos!

    ResponElimina
  2. En diciembre una amiga y yo tuvimos el mismo sueño el mismo día. Ella soñó con una sombra negra en el cielo, yo con tres lunas rojas, a ambas nos dijeron que era un muy mal augurio para el planeta.

    ResponElimina
  3. es como el renacer del fénix y la purificación del alma para esos 7 años que se nos vienen para el juego de magos ,hechiceros ,brujas etc...
    saludos excelente escrito.

    ResponElimina