dissabte, 9 de gener de 2016

El camino oscuro y reflexiones brujas

No hay veneno que en pequeñas dosis no resulte una medicina. Y no hay mayor medicina cuyo principio es el de la muerte y su asimilación. De las cavernas de un camino de serpientes y espinas de zarzas, tras la oscuridad de las noches más profundas, llega la época de los fuegos fatuos del alma, la fría y húmeda espera de los reptantes brotes que se atreven a salir a la superficie en un tiempo en el que la vida y la muerte siguen muy cercanas.

Entender que el camino oscuro consiste en asimilar el veneno, comprender lo saturnal y negro de la vida para ser desecho rico que alimentará a las semillas de promesas y flores. Ser capaz de integrar el caos en sus facetas más íntimas y caleidoscópicas, para comprender que en todo aquello que nos mata, el camino de serpientes y espinas, nos enseña a un alto precio el valor de la Vida y su hermana la Muerte. En el acto erótico de generación está la esencia de la Muerte y en el acto fatal del último aliento reside la brisa de la Vida capaz de continuar con la serpiente que se muerde la cola.

Este proceso puede comprenderse si se admite la idea de que el Espíritu reside en todas las cosas, y que todo tiende a caer, a morir, a la desintegración absoluta... Para luego renacer, vivir, lograr la gloria... Y volver a caer. El mundo cíclico es sólo el reflejo de lo que nuestra ilusión nos permite ver. En el Reinado de Saturno no hay vida ni muerte, están todas integradas, el Caos impera, por eso Saturno tiene un disfraz tan temible. Pero su reinado es la gloria dorada, las noches de espíritu son la Gloria del Señor Oscuro, un hermoso tiempo de batalla y goce. Por todo ello el camino oscuro no es para todos. Aceptar al lado oscuro consiste en buscar en el miedo, bucear en el terror y la desesperación... Para conocerlas y ser sus aliados, para así ganarnos el respeto de los espíritus y Maestros de la noche. Y ese camino... No es nada fácil.

Cuando comienzas a entender la profundidad comienzas a ver luces que nunca pensaste que aparecerían. Pero amigo, han llegado.

Tras todas estas noches de brujas y muertos, llega un tiempo en el que la vida y la muerte siguen acariciándose. Hay un velo fino que impregna el ambiente y que trae de fondo las melodías de una extrañada primavera por un invierno inexistente... Presiento que no se acercan buenos tiempos... 


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada