dimarts, 28 de juliol de 2015

Déjà vu.



Hay algo que se está moviendo en el ambiente, algo caduco pero nuevo, un fruto viejo pero fresco. Huele como a metal oxidado y sabe a sangre, pero trae consigo el perfume de flores y brisas de viejas promesas. Una corazonada casi imposible de explicar, un sentimiento imposible de transmitir, sólo comprensible para todos aquellos que lo hayan cazado en el aire como si de una esquiva mariposa se tratara...

Nunca me consideré una persona sensible, es más, soy un hombre acelerado y siempre pensante, siempre en ebullición. Pero he aprendido a contemplar esa ebullición en algunos momentos, y en esos instantes es cuando ha aparecido ese sentimiento, esa intuición inexplicable. Lleva varios meses visitándome en los más variados momentos, todos diferentes pero todos idénticos. Pica a la puerta como si de una vieja melancolía de muerte se tratara y cuando me quiero dar cuenta se instala en todos mis sentidos como un venenoso déjà vu que recorre mis venas y nervios, penetrando mi mente y arrullando mi corazón en un simple "esto ya ha ocurrido, ocurre y volverá a ocurrir"...

En esos instantes, un antiguo dolor se apodera de mi, como si algo antiguo y maldito intentara recordarme algo, unas palabras en un idioma que nunca existirá, que nunca será comprendido. Es en esa fugacidad que la cadencia de los segundos se vuelve lenta como el vibrar de la cuerda de un contrabajo, una vibración pesada pero constante que embellece el instante de posesión en una transmutación de eternidad, como si por un ínfimo e incomprensible instante tuviese delante de mis ojos la mismísima piedra filosofal y pudiese sentirla en mi ser.

Los colores son más vivos pero nunca nuevos, los sonidos se vuelven una melodía repetida hasta la saciedad por un instrumento que lleva sonando una eternidad tocado por un músico virtuoso pero ignorante. Los olores son como agrios, traen consigo el regusto de la podredumbre y todo el ambiente comienza a impregnarse del sabor único de la dulce Muerte, como si la Dama Blanca hubiese rociado con su amor todas las partículas de su propiedad en el mundo. 

Toda esta vorágine me recuerda a un cambio, un cambio que ya he pasado pero tengo que vivir junto a todos nosotros. Sé a ciencia incierta que algo se está cociendo en el ambiente, se aproxima algo totalmente inesperado y brutal que cambiará nuestras vidas, pero no sé decir qué es ni cómo llegará. Tan sólo siento que ya lo hemos vivido y que esto es sólo un surco más del disco del Universo girando una y otra vez. Tarde o temprano toda esta música será repetida, toda esta cadencia será reescrita con la misma tinta con la que fue ideada y construida.

Como si de un veneno se tratara, pido a los dioses y a los oráculos un poco de comprensión ante tan extraño presentimiento. El Misterio está sembrado, ahora sólo me queda sentarme expectante a ver que flores de eternidad nos trae todo aquello que ya hemos vivido. Si alguien ha sentido algo similar que no dude en contactarme, algo tan bello y caótico no puede estar sólo en mi cabeza.

O sí.

dimecres, 8 de juliol de 2015

Y Dios me miró a los ojos


El día que Dios que miró a los ojos para ser sincero conmigo,


sólo escuché una risa como respuesta.



diumenge, 5 de juliol de 2015

Palabras desde la tierra de los Sueños




We've got no place to go caught up in a rodeo.
Oh no, please, god, tell me we're dreaming.
We've got nowhere to run, they've all got loaded guns.
Oh no, please, god, tell me we're dreaming...
Dreaming - Smallpools

Dejadme que el alma hoy os hable desde la tierra de los Sueños. Acomodaos, dejad vuestros andares libres de prejuicios. Relajad las tensiones de lo cotidiano, apagad el ego y desenchufad todo aquello que se remueva en vuestras almas. Sabed que os espera un dulce viaje con regusto amargo, una taza de café de ilusión, un azucarillo mojado en un licor demasiado potente... Pero no temáis, todo lo que leeréis son palabras del territorio de las quimeras y espejismos, el mundo de los dormidos, la tierra de los Sueños.

Vuestros párpados os pesan, el agotamiento ha llegado. Una cálida atmósfera dilata lentamente los poros de vuestra piel. El túnel se cierra entre los latidos constantes y una respiración lenta y pausada. Un aroma a tierra mojada comienza a escalar vuestro cuerpo, el sudor lo alimenta, y entonces llega el oscuro vacío a vuestras miradas. La Muerte hecha presencia en el sueño, lo más parecido a dejar de existir. Cayendo lenta y pesadamente en aquellas aguas oscuras y frías vuestro cuerpo se torna liviano, el alma se perfuma de olvido, las últimas gotas de tu esencia dejas de sentirlas. Sólo te abrazo un oscuro abismo del que todo saldrá.

Y en esa negrura, en el Sueño más profundo, las podéis ver. Las tierras de los mundos oníricos como la cola enjoyada de un infinito pavo real, brillantes y expectantes, amenazantes y seductoras, esperan nuestra llegada. En este momento todo es posible, todo es verdad y no hay nada imposible. Todo vuestro amor, todo vuestro odio, todo aquello en lo que ni siquiera creíais puede aparecer. Pero no temáis, porque lo que está por venir supera todas las maravillas de este mundo.

Bajad a suelo firme y comenzad a navegar los mares del amor. Toparéis con hermosas sirenas e incautos príncipes que os robarán hasta lo más profundo de vuestro ser. Las heridas sanarán con el mar profundo y cálido de los amores antiguos, aquellos de profundas raices cuyas ramas de rocío se extienden hasta los párpados más heridos. Sentiréis los besos apasionados que nunca llegaron, las carnes rociadas de deseo y llamas oscuras, todo será una vorágine felina, primaria y vital... Que pasará a convertirse en el prado de las delicias de la ternura, los dulces del cariño y los pétalos acolchados del cariño. Vigilad en estas tierras, existen terribles monstruos de afiladas garras y terrible aspecto, sus nombres son Traición y Olvido, cuidad vuestros pasos.

Si no os apetece navegar en tan peligrosas aguas, podéis ir a visitar el reino de las ilusiones. Este es un lugar hermoso mire por donde se mire... O casi. En la entrada veréis un hermoso palacio construido con todas las esperanzas bienintencionadas de los niños que aún conservan su inocencia. Os recibirán hermosos jóvenes y damas danzando alegremente y rociando vuestro espíritu de una alegría pura e inocente, ellos son las promesas cumplidas de todos los buenos amantes de este mundo. El lugar está regentado por la Reina Esperanza y el Rey Esfuerzo, sabios y justos gobernadores que trabajan a la par en ese paraíso de alegría. Allí podréis encontrar todos los sueños de amor, bondad y alegría que os podáis imaginar, todos vuestros sentidos se verán envueltos de una euforia y felicidad únicas y simples. Pero este lugar esconde dos curiosos y terribles secretos. En primer lugar, no hay lugar de este reino en el que nadie pruebe vocado. Todas las ilusiones, sueños y esperanzas, incluidos el Rey Esfuerzo y la Reina Esperanza hacen banquetes de bandejas vacías y brillantes, copas sin llenar y cubiertos sin usar. Esto sucede porque todos ellos deben existir por sí mismos, nada puede hacerles morir o engordar, sólo pueden ser lo que son hasta que ven su existencia realizada cuando quien los hizo llegar hasta allí hace caso de los consejos de los Reyes de este lugar... El segundo y terrible secreto que esconde su lugar se encuentra en lo más profundo de palacio. Si bajáis las escaleras hasta lo más oscuro os toparéis con las infernales mazmorras de las ilusiones perdidas. El lugar al que van a parar todas aquellas ilusiones que no lográn realizarse. Un calabozo de tristeza y podredumbre, infectado por ratas oportunistas y cucarachas de la desgracia, en el que los cadáveres y algún que otro sueño moribundo son consumidos lentamente por las tinieblas más profunda de ese pozo de palacio.

Para los viajeros intrépidos tenemos las terribles grutas del miedo y la desesperación llenas de peligros y trampas preparadas por las mentes más retorcidas y oscuras de todas.  También podéis visitar la llanura de las batallas, llena de conflictos entre los ejércitos del Conde Intelecto  y las hordas de la Duquesa de la Pasión. Largas y duras guerras que han terminado en calamidad más de una vez. Y no parece ser una batalla que vaya a solucionarse pronto...

Por último si el viaje a la tierra de los Sueños os ha parecido intenso no os preocupéis. No olvidéis que lo que habéis visto aquí sólo está en ese pozo profundo en el que todos caemos al dormir. Una sutil broma del Destino que nos hace ver falsas fantasmagorías surgidas de una extraña tierra... ¿O no? Quizás esa tierra es tan dolorosa para el alma porque es como la nuestra, ¿o la nuestra es como la suya? Probablemente estemos en el descanso de nuestra alma de la tierra de los sueños. Estamos dormidos en la tierra de los sueños donde nada es verdad, somos los dormidos entre dos mundos de los que nunca lograremos despertar...

Eres todos los colores que tu alma ha podido saborear y tu ni siquiera recuerdas, porque todo son ilusiones. Dulces ilusiones, apasionadas y cariñosas, cálidas o frías, crueles y sanguinarias. Pero todo ilusiones.

Y ahora de este sueño a las tierra de los sueños, DESPERTAD.