diumenge, 26 d’abril de 2015

El Gran Misterio



Cuando el milagro ocurre y aquellos que están predestinados a unirse se encuentran, comienza uno de los mayores misterios que el universo nos presenta. Un secreto guardado a voces es el secreto mejor guardado, nunca olvidéis eso. Pues tras cualquier historia escondida se esconde siempre la misma tragedia, la misma comedia, las incógnitas se repiten y todo es confuso... Pero toda esa duda se disipa cuando comienza el mayor de los ritos mágicos, la Gran Obra entre los que tienen un corazón dispuesto a entregarse.

La historia comienza con los ojos ardientes, clavados en las profundidades de las pupilas ajenas, dispuestos a ser fieras entre los monstruos, suaves pétalos e indefensos seres desnudos. Y es la duda que nos invade antes de la entrega, intentando hacernos olvidar que somos perfectos tal y como estamos, sin añadidos ni maquillajes, sin ropas y sin vergüenzas, la que podría detenernos, pero no lo hace. Con el hechizo comienza el rito de las caricias, suaves paseos por la piel que erizan los sentidos y aceleran los sentimientos, el fuego arde tras cada poro abierto dispuesto a sudar perfume. El Amor se inicia cuando tras una caricia se produce la unión en un abrazo que nos disuelve en el otro recordándonos la polaridad que hay tras cada entrega, la belleza de ser diferentes y todos necesarios; el secreto alquímico mejor guardado de todos, un secreto a  gritos.

Y que tras ese abrazo lleguen los labios poblados de primaveras recién florecidas es lo natural, una danza de bocas sedientas del otro, cicatrizando heridas de olvido y magulladuras de tristeza con la esencia de los besos recién rociados. Pero incluso en esa danza de manos perdidas y mordiscos hambrientos quedan las ganas de ser hielo tocado por el fuego, derretirse en fluidos y suspiros, abrazados en un vórtice oscuro y primigenio de pasiones y ternuras. Comienza en ese desorden la locura de los amantes, la unión perfecta. Con el fuego llega el incendio, se dilatan las carnes, se humedecen los recuerdos. El Caos se completa con la locura de los gemidos escondidos sin ningún pudor, todo se tuerce en la danza en espiral de la existencia siempre vibrante.

Lo profundo se vuelve inmediato, la alegría está en la unidad de los corazones perdidos en el tiempo que siempre regresan. Pues siempre en el amor hay Destino, y en toda danza hay una cúspide. Y prevalece la apoteosis en las almas cuando explotan en mil pedacitos cristalinos los seres, derrumbados ante la verdadera unión del ser en el Amor. Y así comienza la mayor de las obras, el misterio de todas las magias, la vida.

Quien deba entender el misterio lo comprenderá al acercarse al otro, pues verá un ser completo, con sus luces y sombras, dispuesto a complementarnos y ayudarnos a traer al Ser a este plano. Todo comienza y acaba en este Amor, el misterio de la brujería y la magia puede resumirse en esa vida que ocurre en ese pacto. La unión de la discordia, la eterna lucha, lo que siempre nos recuerda que todo fluye.

Y quien tenga ojos, que lea y entienda que es lo que siempre prevalecerá.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada