dijous, 2 de maig de 2013

En lo escrito



En lo perverso, lo incógnito.
En lo incógnito, lo hambriento.
En lo hambriento, lo onírico.
En lo onírico, lo escandaloso.
En lo escandaloso, el miedo.
En el miedo, el terror.
En el terror, la ira.
En la ira, el tiempo.
En el tiempo, el vacío.
En el vacío, el todo.
En el todo, el absoluto.
En el absoluto, el absurdo.
En el absurdo, el interrogante.
En el interrogante, el grito.
En el grito, la fuerza.
En la fuerza, la locura.
En la locura, la rabia.
En la rabia, la impotencia.
En la impotencia, la envidia.
En la envidia, la furia.
En la furia, el rito.
En el rito, el misterio.
En el misterio, el cosmos.
En el cosmos, el caos.
En el caos, la gloria.
En la gloria, la muerte.
En la muerte, la vida.
En la vida, la necesidad.
En la necesidad, la astucia.
En la astucia, la maldad.
En la maldad, lo perverso.
Y en lo perverso, una afirmación y pregunta sin respuesta.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada