dijous, 21 de febrer de 2013

Bienvenidos a Ungüento de Brujas



La vida acaricia mi piel, los poros se dilatan, mi sonrisa se dibuja y los acordes de tu piel bailan al son de mi voluntad. Vuelo, la carne me sobra, pesa sobre mí mismo, me teletransporto donde la vida me lleva, sólo los ojos del alma son mi guía y el alma es corpórea, un humo danzante que chisporrotea encima de nuestras cabezas. Vacío. Vacío y tu grito. Me uno a ti. Tú me odias. El odio crea. El amor destruye. El cosmos es odio. El vacío es amor. Vacío es todo, todo es nada, nada es vacío, excepto el cosmos que es odio y el odio es vacío, porque el odio siempre es y será amor. Y si nunca has amado, nunca sabrás destruir. Y si nunca has odiado, nunca sabrás crear.

Crea y destruye. Todo tiempo es inexistente. Sólo te queda crear y destruir. Ahora, destruye. Empieza con tu lógica, quizás es lo menos sensato.

Bienvenidos a Ungüento de Brujas, un pequeño espacio de reflexión y pensamiento en el que mezclaré todos los ingredientes necesarios para llevaros al Aquelarre de vuestro interior.

Este espacio estará dedicado a la filosofía y la reflexión mística, todo desde un punto de vista pagano, burlesco, algo bufónico y sin excepciones bucólico-románticas. Y no, no estoy loco.

Coged el tarro, untaos las ingles y preparaos para el vuelo. Este va a ser de grandes alturas.


1 comentari: